La fiebre del oro renace en la Comarca de Bergantiños y su área de influencia

Salvemos Cabana presentará alegaciones al permiso de investigación minera Isabela II, autorizado por la Consellería de Economía e Industria y publicado en el D.O.G. del pasado 15 de enero, a desarrollar sobre una extensa superficie de los ayuntamientos coruñeses de Zas, Santa Comba, Vimianzo y Coristanco.

Zona que abarca o permiso concedido a Grupo M-FM 2001 S.L.
La solicitud, tramitada de manera favorable por parte de la Xunta de Galicia con el número 7121 del registro minero de la provincia de A Coruña, está centrada en la búsqueda de recursos mineros de la sección C (oro y afines), y se llevará a cabo sobre un total de 4.368 hectáreas (156 cuadrículas mineras) por parte del Grupo M-FM 2001, S.L., empresa con oficinas en Madrid y Marbella centrada en los servicios técnicos de prospección y estudios geológicos y en la solicitud y adquisición de derechos mineros.

La Plataforma estudiará la documentación correspondiente y presentará alegaciones al respecto, recomendando que todas aquellas personas y colectivos interesados acudan a consultar el expediente en fase de información pública hasta mediados de febrero en la Sección de Minas de la Jefatura territorial de la Consellería de Economía, Empleo e Industria de A Coruña, situada en la segunda planta del Edificio Administrativo Monelos y procedan a presentar sus respectivos escritos de objeción.

EL ACTUAL EJECUTIVO DE LA XUNTA, FAVORABLE A LA MINERÍA METÁLICA

Resulta difícil comprender cómo la Xunta de Galicia puede mostrarse proclive una vez más a la minería del oro y otros metales en sus distintas vertientes sin valorar otro tipo de condicionantes como las afectaciones al territorio y el medio ambiente, primando la actividad extractiva frente otros sectores productivos básicos en Galicia como la agricultura y la ganadería.

De hecho, en el propio Plan Sectorial de Actividades Extractivas de Galicia se apuesta de manera decidida por el renacimiento de la minería metalífera y la apertura de nuevas explotaciones, reconociendo más de 40 solicitudes de permisos de exploración e investigación minera en los últimos años en territorio gallego.

Por eso, la única solución es una reforma profunda de la Ley 3/2008, de Ordenación de la Minería de Galicia, aprobada por la Consellería de Economía e Industria en la época del Bipartito, que adolece de importantes defectos de forma y numerosas incongruencias que han sido aprovechadas desde la actual administración autonómica del PP para proyectos empresariales favorables con su línea ideológica.

(23.1.2016)