Corcoesto: Un proyecto sin sentido

Meandro de Santa Mariña a su paso por la Parroquia de Corcoesto
Cuando muchos vecinos nos enteramos recientemente que en un lugar como Cabana de Bergantiños alguna mente irracional había pensado en abrir una mina de oro a cielo abierto arrasando más de 700 hectáreas, generando un cráter de kilómetro y medio y una balsa de residuos tóxicos cianurados comparable a que provocó el desastre de Aznalcóllar en el Parque Nacional de Doñana hace unos años, nos llevamos las manos a la cabeza ¡no podía ser real! No en un ayuntamiento cuyo futuro es vivir del turismo sostenible gracias a su riqueza natural y paisajística. Para que puedas juzgar por ti mismo/a, te mostramos algunos ejemplos en esta galería fotográfica.

Si has leído las secciones anteriores seguro que te habrás sorprendido al menos tanto como nosotros. Pero comencemos por el principio porque esta historia, como cualquier otra, tiene unos protagonistas que conviene conocer:

(1) LA EMPRESA MINERA: Mineira de Corcoesto S.L., filial de Edgewater Exploration Ltd., quien a su vez adquirió los derechos de explotación a Río Narcea Gold Mines S.L., filial de Kinbauri Gold Corp., finalmente adquirida esta última por Orvana Minerals Corp. (todas ellas de capital canadiense). Porque en ello se basa este negocio: Filiales de filiales que limitan responsabilidades en caso de desaste ambiental.

En el tema que nos ocupa, el de Corcoesto es el otro proyecto estrella de Edgewater Exploration Ltd., dudoso honor que comparte con la mina de oro de Enchi en ¡Ghana!. Puedes hacerte una idea de la mentalidad de esta gente -y sus accionistas- en el siguiente vídeo.

(2) EL RESPONSABLE DIRECTO: Tiene nombre y apellidos, se llama José Muiño Domínguez y es el alcalde de Cabana de Bergantiños (PP). En este individuo se encuentra quizás la mayor sorpresa, porque antes de dedicarse a la política, el Sr. Muiño era veterinario de profesión.

Para nosotros es algo impensable que no sepa los graves daños ambientales y sociales que este megaproyecto minero puede acarrear con el tiempo a la comarca (especialmente cuando la mina haya finalizado su vida de operación), pero la triste realidad es que es su principal defensor, llegando a incluir el proyecto minero en su programa electoral en las elecciones municipales de 2011.

(3) EL RESPONSABLE FINAL: La Xunta de Galicia. Es sin duda el que tiene el proyecto más perturbador, porque examinar con detenimiento el plan minero que el gobierno de Feijóo tiene preparado para Galicia nos equipara a zonas con "alto nivel" de bienestar social como Colombia, Perú, Bolivia o algunos rincones del África Central, por el número y amplitud de prospecciones que se quieren permitir en el territorio gallego.

(4) LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Mención aparte entre los medios nacionales de marcada línea editorial merece "La Voz de Galicia", diario de mayor tirada de la prensa gallega. Una intervención periodística que provoca vergüenza ajena porque desde el primer momento dieron preferencia a los intereses de la empresa minera y a los dictados del actual gobierno autonómico. Además, en estos años de crisis, ha sido con diferencia el diario más subvencionado de Galicia a nivel público, y el principal organismo de comunicación del gabinete presidencial.

Los siguientes datos son cifras oficiales, publicadas en el Diario Oficial de Galicia, y no se incluyen las ayudas a los medios publicados en gallego (que irían aparte). Únicamente hacen referencia a la subvención recibida por la edición principal del periódico.

En 2008: 966.750 euros
En 2009: 996.195 euros
En 2010: 619.652 euros
En 2011: 610.155 euros

Nos preguntamos, ¿desde qué punto de vista puede ser posible la independencia periodística en estas condiciones?

(5) LOS HABITANTES DE LA ZONA. Ellos serán los principales perjudicados del proyecto, ya sean conscientes o no de la gravedad de los problemas que puede traer una explotación de oro a cielo abierto a Bergantiños. Y no será la única, porque las tareas de prospección pretenden extenderse a toda la comarca. En el caso de Cabana, unos años de trabajo en precario en la mina de Corcoesto, y toda una vida coexistiendo con los problemas que se deriven de ella.


Volver a la página de inicio